Beneficios para la Salud

¡Saltar a trampolín a menudo se promueve como uno de los mejores y más efectivos ejercicios que puedes hacer! La NASA cree que “el ejercicio de rebote es la forma de ejercicio más eficiente y efectiva que el hombre haya ideado”. El trampolín es un entrenamiento de bajo impacto que tonifica los músculos y mejora la coordinación.

ejercicio cardiovascular

Un estudio llevado a cabo por la NASA encontró que 10 minutos de rebote en trampolin es un mejor entrenamiento cardiovascular que 33 minutos de carrera. El informe dice que “para niveles similares de frecuencia cardíaca y consumo de oxígeno, la magnitud de los estímulos biomecánicos es mayor saltando en un trampolín que corriendo”. Saltar en trampolin también estimula el flujo sanguineo de una manera que ayuda a liberar al cuerpo de toxinas y desechos.

Coordinación y agilidad

Saltar en trampolin aumentara la conciencia de su cuerpo y la sensación de equilibrio y coordinación. Aprende a controlar la coordinación de los brazos y las piernas mientras rebota y ajusta la posición de su cuerpo en consecuencia. La coordinación mejorada y las habilidades motoras finas pueden ayudar en otros deportes que requieren una gran cantidad de coordinación general. Los gimnastas y acróbatas también usan trampolines para mejorar su coordinación en habilidades aéreas y caídas.

Ejercicio de bajo impacto

Aunque el trampolín proporciona un entrenamiento intenso para los músculos y los huesos, la colchoneta o almohadilla absorbe el 80 por ciento del impacto del rebote. A diferencia de correr o jugar al tenis, el trampolín proporciona a tu cuerpo un entrenamiento completo, al tiempo que reduce el riesgo de lesiones en las articulaciones, especialmente en los tobillos y las rodillas. Esto es especialmente beneficioso para las personas con menos movilidad o las personas en rehabilitación.

Tonificación muscular

El tono muscular y la flexibilidad mejoran, y el porcentaje de grasa corporal se reduce mediante la actividad en el trampolín. El uso regular de un trampolín también puede ayudar a mejorar la postura y la salud muscular general. John Beer, entrenador olímpico del equipo británico de trampolín, dice: “Tus músculos de estabilidad central están casi constantemente comprometidos para mantenerte estable y equilibrado, lo que significa un estómago y zona lumbar más fuerte”. También está de acuerdo con la investigación de la NASA de que el trampolín ayuda a mejorar la fuerza de todo el cuerpo.

Mejora de la salud

Saltar en un trampolín con regularidad puede ayudar a aumentar la tasa metabólica de su cuerpo y su capacidad para quemar calorías de manera más eficiente. Como resultado del aumento de fuerza G que se siente al hacer ejercicio en un trampolín, las células se vuelven más fuertes y este tipo de ejercicio ayuda a aumentar la actividad de las células inmunitarias manteniendo altas las defensas naturales del cuerpo y reduciendo la posibilidad de enfermarse.

Entrenamiento e instrucción

El trampolín puede ayudar a reducir el riesgo de afecciones óseas tales como la enfermedad de huesos frágiles, fracturas y osteoporosis. Colocar el sistema musculoesquelético bajo un ligero estrés repetido mientras saltas permite que tus huesos se vuelvan más fuertes para sobrellevar la presión del rebote. La condición mineral ósea también se mejora al mismo tiempo. La almohadilla del trampolín absorbe la mayor parte del impacto, por lo que tus huesos y articulaciones están protegidos mientras haces ejercicio.

El alivio del estrés

El trampolín puede ayudar a combatir la depresión, la ansiedad y el estrés al aumentar la cantidad de endorfinas liberadas por el cerebro. Las sesiones regulares de saltos pueden ayudarlo a relajarse, promover mejores patrones de sueño y darle más energía. Hacer ejercicio en un trampolín aumenta la circulación de oxígeno alrededor de su cuerpo, lo que lo hace más alerta y mejora el rendimiento mental.